59) SALIDA AL PATIO CON LOS NIÑOS MAYORES...:)






Esta será otra de esas ocasiones en donde no hablo de remolques en mi blog. Pero honestamente creo que la ocasión lo vale. En mis 3 anteriores entradas hable acerca de mi incursión en el mundo de las bicicletas con asistencia eléctrica y de cómo había adaptado un kit de motor central en mi bici. Los que leísteis esas entradas visteis que me quedó pendiente adaptar del todo los dos platos en el motor así es que antes que nada, explicaré como he solventado la cuestión

Recordaréis que debido a la generosa anchura del pedalier de mi bici, el conjunto de platos que monté a la salida del motor quedaba demasiado separado del cuadro respecto a como sería deseable para que la acción del desviador fuera funcional. Por ello, el recorrido ascendente del mismo no daba para que la cadena subiera sobre el plato grande. La solución ha pasado por montar un soporte de desviador en el que una vez fijado dicho desviador, quedara lo suficientemente cercano a los platos para que dicho recorrido alcanzara el plato grande. La verdad es que no ha sido sencillo y he tenido que hacer varios prototipos pero finalmente lo he conseguido. Además me he tenido que enfrentar a una cuestión con la que no contaba. Los desviadores modernos como el que he usado, estan pensados para cambios de 10 y de 11 velocidades . Por ello el canal por donde circula la cadena es de paso mas estrecho que uno de los antiguos de 9 velocidades ( casi 1,5 mm de diferencia en el caso de un XT antiguo y el XT moderno que he montado). Con ello el ajuste se dificulta cuando uno encima esta haciendo que por en medio pase una cadena de 9 velocidades como ha sido el caso (  que es casi 1mm mas ancha que una de 10 o de 11). Inisitir que esto ha sido debido a la particular clase de bici en la que he hecho la transformación. En una mas convencional hubiera sido todo mucho mas sencillo.
Vista  frontal del nuevo soporte del desviador

Vista trasera de la abrazadera donde se fija la aplaca donde ancla el desviador



Así pues finalmente he montado dos platos de 32 y de 40 dientes y en el cassette he conservado la configuración de 9 velocidades con un desarrollo de 11/36. En el futuro intentare convertirlo en 10/40  sustituyendo el piñón de 11 por uno de 10 en el inicio del cassette y quitando el piñón de 15 y usando el espacio restante para montar un 40 en el final. De ese modo ganare algo de velocidad de crucero para rutear con menos carencia y también capacidad de escalada con el consiguiente ahorro gasto de watios de batería.







Varias vistas del desviador una vez montado y ajustado


Con todo y una vez montada, la bicicleta ha quedado en unos contenidos 18 kilos y 500 grs. Algo más de 2 kilos menos que una eléctrica de serie de las actuales y por supuesto con una bateria de 15 Ah montada





Una vez solventé el problema del plato me dedique a hacer alguna que otra salida de ajuste pero me quedaba pendiente la odiosa comparación con bicicletas de asistencia eléctrica de serie.

Así pues me puse en contacto con mi amigo Ferrán Pruneda del portal  especializado en bicicletas eléctricas de MTB (www.e-mtb.es) para ver de que modo podíamos coincidir en una ruta con su recién adquirida HAIBIKE X-DURO de la cual ya hizo un excelente comentario en su blog ( http://e-mtb.es/2015/05/full-review-haibike-xduro-allmtn-rx/ ) que os recomiendo leer. Cuando contacte con él, se dio la feliz casualidad de que Ferrán iba a hacer un ensayo de una FS RACE que es el buque insignia de la marca francesa MOUSTACHE y podía acompañarme con ella aprovechando dicho ensayo. Se trata del mejor modelo de doble suspensión con equipamiento “pata negra” de la marca francesa. No en vano su precio está en torno a los 6000 euros. Por añadidura nos iba a  acompañar un amigo de Ferrán con su HAIBIKE X-DURO RX así es que no iba a ser una bicicleta con System Bosch de ultimísima generación con la que me podría medir, sino con dos. Ahora quizás entendáis porque he titulado esta entrada como lo he hecho

La verdad es que he de confesar que tenia cierto vértigo sabiendo que iba a salir con dos bicicletas de esa entidad que además iban a ir montadas por dos “power rangers” de 30 y pocos años….jeje. Pero lo que estaba claro es que si había un modo de saber  si de veras  mi “e-Stumpjumper” era comparable a un modelo ex profeso diseñado como bicicleta de asistencia eléctrica era ese.

El día que nos vimos y tras descargar sus bicis me entro cierto complejo de inferioridad. MI veterana Stumpy parecía empequeñecida al lado de aquellos dos purasangres de montaña. El colorido de ambas bicis nada tiene que ver con el negro del carbono de mi cuadro y además es evidente la diferencia de tamaño entre una bicicleta de ruedas de 26 como la mía y una con ruedas de 27,5 como las que lleva la HAIBIKE o una combinación de 27,5 detrás y 29 delante como equipa la MOUSTACHE. La verdad es que ambas bicicletas son preciosas con aspecto endurero, neumáticos de bastante balón, geometrías agresivas etc. por no hablar del imponente motor Bosch Performance que montan las dos

Nos pusimos en marcha y  no tardé mucho en apreciar que desde luego no se pedalea igual con 50 años que con treinta y pocos….su carencia aun en plan tranquilo era superior a la que yo llevo cuando voy solo y aunque los tres íbamos con niveles de asistencia muy bajos llevábamos un ritmo bastante vivo que me hizo ver que ese día yo iba a sudar más de lo habitual…jeje. Confirmé una vez más, que con una bici de 26 pulgadas y a igualdad de carencia vas más despacio que con 27,5 o con 29. Es innegable que con los nuevos tamaños de rueda se avanza más deprisa sin darse uno cuenta. No es que sea mucho pero un mismo biker que con su 26 llanea a 18 o 19 km/h pedaleando en plan contemplativo, va a 22 o a 23 con una bici de ruedas de más pulgadas.

Poco a poco fuimos alcanzando la zona en donde se inicia la subida y justo cuando empezaba…CATACRAC!.. rompí la cadena. Creo que es la segunda vez en mi vida que rompo una cadena pues soy muy escrupuloso en su mantenimiento y en su sustitución cuando toca pero lo cierto es que durante todas las pruebas y ajustes que tuve que hacer para la adaptación de la transmisión de dos platos, la corte y uní varias veces por no decir los innumerables enganchones y roces que padeció para su ajuste. Asi pues digamos que envejeció prematuramente durante ese proceso y termino cediendo de modo inoportuno cuando menos debería haberlo hecho. Consciente de ello y pese a que la arreglamos, me decidí por colocar una cadena nueva aprovechando que pasábamos junto a una tienda de bicis. Pensé que era mejor no arruinar una salida por culpa de una cadena envejecida. No quería que por culpa de una nimiedad mecánica se desluciera el comportamiento general de mi bici.

Resuelto el problema reemprendimos la marcha y ya nos metimos de lleno en jabón. La verdad es que en un caso como este el mejor indicador de que vas bien es si puedes seguir el ritmo y la marcha de tus compañeros de salida. No es que el recorrido tuviera dificultades técnicas pero es en evidente ascenso y  yo iba detrás de ambos haciendo un poco la goma por momentos. La solución pasaba por tirar de más asistencia pero eso hubiera sido “hacer trampas”. Las tres bicicletas hicimos todo el recorrido de subida con niveles de asistencia bastante reducidos dejando solo para momentos muy puntuales las posiciones altas de asistencia y con toda honestidad pudo decir que en ningún momento me pareció que mi bici tuviera deficiencias de tracción o de potencia respecto a las dos “Bosch System”. Es más, me atrevo a asegurar que el motor Bafang de mi bici es más silencioso que el Bosch lo cual hasta debo confesar que me sorprendió. Por el contrario, la suavidad de la transmisión y lo silencioso de ambas Bosch es simplemente insultante y más silenciosa que la mía.  La gestión electrónica del sistema hace que en ningún momento se escuchen tirones ni saltos de cadena en sus cambios. Sin duda contribuye a ello que las Bosch solo llevan una corona de salida en el motor con lo cual ya no hay ruidos de desviador ni de subidas o bajadas de cadena que valgan. Por añadidura  el modelo de HAIBIKE que me acompañaba montaba 10 piñones y la MOUSTACHE 11 con un impresionante 10/40. Eso unido a la asistencia las convierte en escaladoras agiles y efectivas. Además, si bien en la mía he resuelto de un modo bastante acertado el tema de los dos platos ( modestamente) inevitablemente la cadena trabaja con algo más de cruce del que sería deseable. Con ello los cambios no son lo suaves que son en una bici como las que me acompañaban en donde -repito- por no haber no hay ni desviador

Poco a poco van cayendo los kilómetros de subida (en ese momento llevamos unos 24 km de ruta de los cuales 18 son de ascensión. En total unos 700 metros de acumulado)) y es entonces cuando se me ocurre preguntar por el nivel de gasto de batería que llevan las Bosch. Tanto una como la otra llevan gastado algo más de un tercio de su capacidad cuando la mía aun no ha agotado del todo la primera de las 4  rayas que marcan su capacidad. Es decir que la mía esta mas o menos en un 75% y las Bosch más o menos un 60%. Está claro que llevar dos platos en el pedalier hace que se economice batería aun incluso cuando uno se enfrenta  un moderno motor con gestión electrónica como el Bosch.

Cuando alcanzamos el punto de ascensión máxima de la salida aprovechamos para descansar un poco y hacer 4 fotos. Aprovecho para echar un vistazo con más atención a las dos bicicletas que me acompañan y sin duda son dos excelentes opciones a la hora de pensar en una MTB eléctrica. Ambas tienen una geometría muy similar con un lanzamiento de horquilla prácticamente idéntico así como una longitud de vainas también muy semejante. Ambas equipan horquilla y amortiguador FOX . En cuanto a cambio, la MOUSTACHE lleva un imponente SRAM X1 de 11 velocidades y la HAIBIKE un XT de 10. Lo que si difiere en ambos modelos es que el modelo RACE de MOSTACHE al ser la más “racing” de la marca lleva un piñón de salida de 14 dientes cuando la HAIBIKE lo lleva de 15. Eso hace que a igualdad de motorización, la MOUSTACHE tenga algo más de brío al arrancar. En el capítulo de frenada la marca germana lleva unos SHIMANO XT y la francesa unos imponentes MAGURA de 4 pistones. En general, podría decirse que la MOUSTACHE está algo mejor equipada con gamas de material más altas que la HAIBIKE pero es que estamos hablando de la tope de gama del modelo Samedi F/S de la marca francesa. Para quien quiera el mismo equipamiento en HAIBIKE también tiene un modelo semejante y hasta el mismo modelo X-DURO con cuadro de fibra de carbono pero claro…también por 6000 euros.


Preciosa estampa de la MOUSTACHE Samedi 27/9 FS RACE
Precioso perfil de la HAIBIKE X- Duro ATM RX

"Veleidad decorativa" que me ha gustado poner en las bielas de los platos

 Algo que me llamo la atención de las dos bicicletas es que ambas llevan un tensor de cadena. La marca alemana en la parte superior de la cadena para evitar que los desplazamientos del basculante creen tirones de cadena cuando la misma cambia de longitud con respecto a la corona del motor y la francesa en la parte inferior para que el efecto “ola” que tiene la cadena cuando oscila la pata del cambio no saque la corona del engranaje motor. Ambas soluciones son buenas. Yo particularmente les propondría a los fabricantes de este tipo de bicis que montaran tensor arriba y abajo. De hecho muchas bicis de descenso llevan ambos.

Y ahora venia el momento que me gusta más…el de bajar. Iba a ser la primera vez que hiciera esa bajada con una corona lo suficientemente grande  como para darme tracción en todo momento y no dejarme con la miel en los labios al quedarme sin capacidad de incrementar la velocidad cuando el piñón de 32 se quedaba ya corto. Nos pusimos en marcha y es aquí donde se puso de manifiesto el que para mí es el mayor hándicap de las bicicletas con asistencia eléctrica y que cumplen la normativa comunitaria. Los del todo insuficientes 25 km/h de velocidad máxima que alcanzan antes de que el motor corte su asistencia. La mía no tiene tal limitación pues en los kits aun se pueden encontrar los que no tienen esa limitación. Siempre he dicho que cuando uno se plantea el adquirir una bicicleta con asistencia al pedaleo, lo que no ha de pretender es que se comporte como una moto  y que corra a “chorrocientos” por hora pero 25 km/h son sencillamente insuficientes. Asi es que entre que yo me conocía la bajada y que mi bici no tenia cortes de asistencia, en la bajada pude separarme de mis acompañantes. A buen seguro que si sus bicicletas no hubieran tenido esa limitación no me los dejo ni en broma. De cualquier modo si de comparar el comportamiento de las bicis se trata, una vez más puedo decir que mi bici estuvo a la altura sobradamente. Y es que una STUMJUMPER FSR es mucha STUMJUMPER….y os prometo que no es amor de padre. Sin temor a ser partidista puedo asegurar que es una de las mejores bicicletas jamás construidas. Equilibrada, noble y juguetona como pocas.

Al final de la bajada aprovechamos para parar a comer. Y si montar en bici es un placer, no lo es menos compartir mesa con “locos” aficionados a lo mismo que uno. Cominos con hambre de lobo, charlamos y compartimos experiencias y tras ello tomamos rumbo hacia casa. Una vez mas y ya pedaleando en llano/bajada surgió el inconveniente de la limitación de la velocidad de las dos Bosch. En cuanto alcanzábamos los 25 km/h me iba separando de ellos inexorablemente y me los dejaba atrás forzándoles a echar el resto para seguirme. Insisto que de no ser por tal limitación no me dejo yo a dos tíos con 30 y pico de años ni en mis mejores sueños.

Decir que existen métodos para “engañar” esa limitación. Se trata de artilugios que están a la venta que actúan sobre la señal eléctrica que emite el imán de la rueda  sobre el captador conectado al motor y que manda al controlador la velocidad a la que se circula para decirle cuando cortar la asistencia. En realidad es simple. El artilugio falsea el valor de la velocidad para que el motor siga dando asistencia aun superados los 25 km/h. Los hay de dos tipos, los de acción exterior que no requieren de instalación y que por lo tanto no rompen la garantía del fabricante al ser de muy fácil e indetectable colocación y desmontaje llegado el caso y los que se conectan a la electrónica del motor que si son detectables por el fabricante una vez se han montado. Aparentemente sería fácil la elección escogiendo el primer modelo pero tiene un problema, y es que como falsea la señal eléctrica que llega al controlador también  se falsean los datos de kilometraje y velocidad que marca el display con lo cual no tienes información real de la ruta que estas realizando. En cuanto al segundo método no tiene este problema pero cualquier fabricante de motores avisa de un modo expreso que el montaje de estos dispositivos pone fin a la garantía. Si uno lo monta y por algún tipo de problema ha de hacer uso de la garantía es muy probable que el fabricante lo detecte y se lave las manos si el motor tiene cualquier tipo de problema sea o no culpable el artilugio en cuestión.

Y hablando de este tema en concreto, decir que últimamente se está poniendo de moda que los fabricantes hagan algún modelo de su gama sin limitación (las bicicletas de la clase “s-pedelec), pero al existir la normativa comunitaria de los 25km/h el único modo de poner en venta estas bicis es venderlas como ciclomotores eléctricos por lo que uno tiene que acabar matriculándolas y contratando asimismo un seguro con todo el desembolso económico que lleva consigo

Finalizado el recorrido de unos 45 km, mi batería seguía estando prácticamente  a un 50% de capacidad y las Bosch ya daban signos de agotamiento . Aun así, me comento Ferran que para acabar de hacer pruebas con la MOUSTACHE había hecho unos 20 y tantos más llegando a la nada desdeñable cifra de 71 pese a que las baterias de Bosch son de 13 amperios. La mía en la que Vicente de BICIBATERIA ha metido elementos capaces  de rendir 15 amperios a igualdad de espacio y gracias a la optimización del desarrollo, aparte de los hechos ese dia me permitió completar hasta 97 y unos 1800 de acumulado


CONCLUSION


Cuando pensé en “electrificar” mi bici, siempre tuve claro que si uno quiere una bicicleta de MTB con asistencia al pedaleo, lo acertado es comprarse un modelo diseñado para tal fin con motor central y no caer en el error de pensar que con un kit eléctrico  “se va igual” porque no es verdad (no digamos ya si es un kit con motor en la rueda).  La suavidad de uso, la entrega de potencia de un motor gestionado electrónicamente esta  como mínimo un paso por delante de lo que a día de hoy se vende para kits de conversión a eléctrica. Ahora bien, un kit BAFANG con una transmisión adecuada bien montado y bien ajustado puede dar muchísimo juego y hablar de tú a tú con bicicletas tanto con sistema Bosch como con sistema Yamaha. De hecho Vicente de BICIBATERIA ( quien en su dia me asesoro al respecto y me proporciono el kit y me ha fabricdo la bateria a medida) esta haciendo la misma adaptacion en su 29 rigida. Durante esta salida he mantenido sin ninguna dificultad el ritmo de dos excelente modelos con asistencia de serie, tanto si hablamos de fiabilidad como si hablamos de comportamiento y lo que es más importante, he redescubierto el placer de disfrutar de mi bici haciendo que me cundan mas mis salidas. En definitiva, más kilómetros en el mismo espacio de tiempo. Ah!...y digo lo que digo siempre…quien se crea que uno no se cansa o que no haces ejercicio, lo emplazo a probarlas. Al día siguiente de la salida de la que he hablado estaba bastante “machacadete”… aún más de lo habitual pues ese recorrido cuando lo hago solo no lo hago al ritmo al que me había exigido la compañía de mis dos compañeros (bajamos casi en media hora el tiempo que habitualmente invierto en hacerla)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada